Historia y funcionamiento de la Escuela

Ir abajo

Historia y funcionamiento de la Escuela

Mensaje por Kashiel el Mar Ago 16, 2011 12:31 am

Antiguamente, la mayoría de criaturas mágicas intentaron convivir con los humanos, pero no salió bien. O los tachaban de monstruos, o los trataban mal como si fueran inferiores. De modo que se escondieron. Entre ellos se conocen, saben que existen, pero nunca se muestran ante un humano tal y como son en realidad. Esta situación hizo que muchas criaturas mágicas quedaran aisladas por la dificultad de vivir en sociedad en mitad de la comunidad humana, que cada vez se expandía más. Entonces los dioses lo vieron desde el cielo y decidieron intervenir: Hera, la diosa del Agua; Atenea, diosa de Fuego; Crono, dios de la Tierra; y Orión, el dios del Aire; se unieron y bajaron a la Tierra a crear un templo para ocultar a ese tipo de criaturas en él. El resultado fue un enorme edificio, rebosante de magia y energía, dividido en cuatro altas torres, una para cada uno de los elementos, que se unían en su gran planta baja. Para evitar que criaturas no mágicas accedieran al lugar, los dioses rodearon el terreno por cuatro barreras infranqueables: Un inmenso bosque encantado y extremadamente peligroso al oeste, una escarpada cordillera de altas montañas al norte, un desierto imposible de atravesar por completo antes de morir al este, y un enorme océano de aguas traicioneras que no permitiría el paso hasta el templo construido para las criaturas mágicas. También dejaron una amplia extensión de terreno sin edificar dentro de las barreras para que las criaturas mágicas pudieran crear su propia civilización.

En un principio muchas criaturas mágicas no acudieron al templo que se había creado para ellas, algunos porque no llegaron a conocer su existencia y otros porque no querían cambiar su forma de vida, pero también hubo un grupo numeroso de ellos que acudieron en cuanto pudieron al lugar. Estos primeros habitantes del templo eran sólo criaturas de paz y armonía: hadas, elfos, ángeles, pocos humanos magos y algún espíritu bondadoso. En el templo, comenzaron a hablar y relacionarse entre sí como hacía siglos que no podían, y empezaron a compartir sus escasos conocimientos de la magia entre ellos. Así, el templo pasó a ser un lugar de aprendizaje de magia, hasta que se convirtió en una Escuela de Magia realmente buena, con profesores poderosos y sabios, que atraía cada vez a más estudiantes, de todo tipo de razas. Los primeros habitantes de la Escuela salían de ella cuando ya no podían aprender nada más, dejando espacio a nuevos estudiantes, y, sin ganas de volver a los territorios conquistados por los humanos, se establecieron en el terreno situado al otro lado del río, fundando la que después sería la mayor Ciudad Mágica de la Tierra, en la que habitaban todo tipo de criaturas mágicas.

Todo fue bien. La Escuela floreció y creció, teniendo cada vez más nivel, más alumnos y mejores profesores. La Ciudad Mágica prosperó bajo la sombra protectora de la Escuela, y criaturas obligadas a odiarse por instinto como ángeles y demonios o vampiros y licántropos aceptaron y acataron las normas de respeto, y se convivió en relativa paz. La Escuela llegó a ser un lugar tan importante y rebosante de poder que acabó llamando la atención de los orgullosos ángeles, quienes generalmente ignoraban lo que ocurriera por debajo de las nubes de su ciudad. Éstos decidieron no intervenir, pero comenzaron a observar los acontecimientos de la Escuela, a pesar de que todo fuera bien, por temor a que el poder de ésta acabara afectando al Equilibrio. Y entonces, unos años después, ocurrió algo.

La Isla Helgrind, situada en el mar Eoam, estaba totalmente deshabitada pues sobre ella curculaban oscuras leyendas. Pero esas supersticiones no carecían de fundamento, pues de hecho la isla estaba rebosante de energía oscura. En la Ciudad Mágica se había creado una organización, los Mortem, liderada por una demonia llamada Satine, que quería hacerse con el control de la Escuela, y establecieron su base en secreto en la Isla Helgrind, donde crecieron y se hicieron poderosos. Cuando consideraron que estaban preparados para dar el golpe, enviaron a uno de los suyos a la Escuela, un demonio llamado Elowan Arcanus que se hizo pasar por alumno para hacerse con el control de la Escuela, ayudado por un vampiro llamado Gaspar Cullen, que sedujo a uno de los profesores, Vector Loveger. Aunque el plan de los Mortem no tuvo éxito, la cosa acabó mal, y Gaspar murió, con la consecuente depresión de Vector, quien abandonó la Escuela acompañado de otra profesora, dejando solas a Elynia Phoenix, profesora de Fuego, y a Elyon, profesora de Tierra. Coincidió que ese mismo año, un vampiro llamado Christian Black que nada tenía que ver con Morte, fue hasta la Escuela para asesinar a un alumno por motivos personales. En un año habían muerto dos alumnos y se habían ido dos profesores, cuando la Escuela siempre había sido un lugar pacífico.

Elowan regresó a la Isla Helgrind, y fue castigado con la muerte por Satine, quien estaba colérica. Ciega de odio por su fracaso, envió a la mitad de su ejército contra la Escuela al curso siguiente, causando la destrucción del edificio y la muerte de la inmensa mayoría de alumnos y profesores, incluyendo a la ya nombrada profesora de Fuego, Elynia Phoenix; así como a la nueva profesora de Aire, un ángel muy poderosa llamada Ahriel cuya muerte causó el horror entre los de su especie.

El ejército de Morte parecía haber sido destruido, de modo que los pocos que quedaban decidieron reconstruir la Escuela y volver a abrirla al curso siguiente. Todos, a excepción de Christian (que seguía vivo porque se había mantenido al margen de la lucha), ayudaron en la reconstrucción, y para el final del verano ya estaba casi como nueva. Elyon continuó siendo profesora de Tierra, y una poderosa alumna de fuego, un ángel caído llamada Hell, pasó a ser la profesora de Fuego. Un misterioso espíritu se ofreció a enseñar la asignatura de Aire, y Satine, viendo que quedaba libre la vacante de profesor de Agua, no pudo dejar pasar esa oportunidad, y se presentó ante la Escuela para que le concedieran el puesto, ya que nadie de allí la conocía.

La situación de la Escuela era tensa tras la guerra del curso anterior, y por si fuera poco, ahora había un profesor ángel caído y otro demonio, de modo que los ángeles decidieron actuar, enviando a Kashiel, uno de los guerreros más poderosos y respetados entre los ángeles, como director de la Escuela, hasta que las cosas se calmaran.

Un nuevo curso comienza. ¿Podrá Satine fingir bien su papel sin dejarse llevar por el odio que siente hacia el ángel, a quien tiene que fingir que obedece? ¿Se recuperará la Escuela de los estragos de la guerra y recuperará su antiguo esplendor? ¿O será Satine capaz de llevar a cabo sus maléficos planes y dominar toda la tierra mágica?

_________________
.
avatar
Kashiel
Director de la Escuela

Elemento : Aire
Raza : Ángel
Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 14/08/2011
Edad : 1215

Ver perfil de usuario http://escueladefantasia.foro-activo.com

Volver arriba Ir abajo

Funcionamiento

Mensaje por Kashiel el Mar Ago 16, 2011 7:05 am

La Escuela es un enorme edificio formado por una planta baja de la que surgen cuatro torres de igual forma y altura. Cada torre pertenece a cada uno de los cuatro elementos: Aire, Agua, Tierra y Fuego. Esta escuela está situada en un terreno relativamente pequeño rodeado por un Bosque, un Mar, una Cordillera y un Desierto, de forma que resulta casi inaccesible, y en este terreno viven numerosas criaturas mágicas en relativa paz, sin opción a ser descubiertas por la sociedad humana. La finalidad de esta escuela es enseñar a las criaturas mágicas a hacer magia, además de montar sobre un animal mitológico. Los alumnos pueden salir de la Escuela para pasar el rato en los espacios de alrededor, entre los que se incluye una ciudad dedicada a la Magia.

Cada alumno será de un elemento, que controlará con total facilidad, y podrá manejar los otros de forma muy pobre (por ejemplo, un alumno de agua a penas podrá crear una pequeña llamita de fuego que casi no quemará, y le costará mucho esfuerzo). El elemento no lo eligirá el usuario, sino que los administradores, tras leer la ficha de su personaje, le asignarán el más acorde, o bien le darán a elegir entre varios, para evitar personajes que no concuerdan con su elemento. Cada alumno asistirá a las clases de dos asignaturas diferentes: La de su elemento (en la que también se enseñará a controlar ligeramente los otros) y la del animal que va a montar.

Los animales que se pueden montar son Dragones, Ave Fénix, Grifos y Basiliscos. El día de comienzo de curso cada profesor entregará el huevo de su animal a cada alumno, pero la entrega no se realizará on rol. Si te registras después del día de comienzo de curso, podrás decidir si tu personaje ha llegado a mitad de curso, con lo cual tendrías que ir al despacho del profesor a pedir tu huevo, o fingir que llegaste al principio, de modo que ya tendrías automáticamente el huevo o el animal. Esto habrá que indicarlo en la ficha.

Los profesores son:
- Satine, profesora de Agua y de montar Basiliscos.
- Hell, profesora de Fuego y de montar Aves Fénix.
- Morfeo, profesor de Aire y de montar Dragones.
- Elyon, profesora de Tierra y de montar Grifos.

Se celebrarán fiestas en fechas especiales, como por ejemplo, la de inicio de curso o inicio de las estaciones, etc. Las fiestas se celebrarán en la Sala multiusos de la Planta Baja o en los Jardines de los Terrenos, y se avisarán con una semana de antelación en el tablón de anuncios.

Esta escuela tiene normas, como son respetar a todos los alumnos, sin importar su raza, no practicar hechizos poderosos sin supervisión, no intentar montar a tu mascota sin permiso y supervisión del profesor, no estar a solas en la sala de experimentos de tu torre, no ir a una torre de un elemento que no te corresponde, etc. Son normas on-rol; es decir, puedes incumplirlas y las sanciones sólo serán on-rol, de modo que si te interesa un rol en el que tu personaje es sancionado, puedes hacerlo. De hecho, podrías hasta matar a otro alumno, siempre que él esté de acuerdo, y las sanciones sólo influirían en el rol. Otra norma es que los alumnos de un elemento sólo podrán acceder a la torre de otro elemento para ir al despacho del profesor de ese elemento, que es lo más accesible de la torre. Si se encuentra a un alumno en la sala común, habitaciones, pasillos o aulas de un elemento que no le corresponde, también será sancionado on rol.

_________________
.
avatar
Kashiel
Director de la Escuela

Elemento : Aire
Raza : Ángel
Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 14/08/2011
Edad : 1215

Ver perfil de usuario http://escueladefantasia.foro-activo.com

Volver arriba Ir abajo

Morte

Mensaje por Kashiel el Miér Ago 17, 2011 10:26 am

Los miembros de la organización Morte son los malos, cuyo objetivo es apoderarse de la Escuela para dominar toda la tierra mágica. Están liderados por Satine, una demonia de Agua, y su sede está en la Isla Helgrind, dentro del Mar Eoam. Si quieres unirte a su causa, ponte en contacto Off-rol con Satine, pero debes mostrar tu valía, pues ella no quiere volver cometer los errores del pasado y te matará o te castigará severamente si la decepcionas.

Los miembros son llamados "Los Mortem" o "Mortems".

_________________
.
avatar
Kashiel
Director de la Escuela

Elemento : Aire
Raza : Ángel
Mensajes : 151
Fecha de inscripción : 14/08/2011
Edad : 1215

Ver perfil de usuario http://escueladefantasia.foro-activo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Historia y funcionamiento de la Escuela

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.