Valkyria

Ir abajo

Valkyria

Mensaje por Valkyria Arcanus el Lun Ago 29, 2011 3:51 pm

¿Estabas en los foros antiguos? De ser así, di quién eras: Elowan Arcanus. Demonio al servicio de Satine.
¿Tienes otros personajes en el foro?: Sí, Heimdall Ne Rak.


Nombre
Desconocido

Pseudónimo
Valkyria

Raza
Humana



Elemento
Aire

Edad
20 años

Animal a montar
Dragón; Somnus

Descripción física
Antaño era una joven de aspecto asilvestrado con los ojos tan negros como la enmarañada melena que llevaba a sus espaldas. Ahora es el lobo con piel de cordero. Estatura media y figura esbelta, quizá un poco más delgada de lo normal. Poco busto, pero lo compensa la imagen curvilínea que dan sus caderas al contonearse con cada movimiento. Larga melena dorada, ondulada o rizada, dependiendo del día, y alborotada que se asemeja a la de un león. Su rostro no destaca por ser feo, ni tampoco hermoso. Uno más del montón, salvo si se miran ese par de ojos dorados que confieren a su aspecto un aire etéreo, indomable y distante. Sus labios tienden a enrojecerse como el carmesí con el frío. Durante su estancia en la escuela, viste túnicas livianas hechas de tejido élfico que se pegan a su figura mostrando quizá más de lo que pretenden enseñar, en su mayoría de una amplia gama de blancos y grises. Cuando sale de las inmediaciones, por contra, viste las pieles bárbaras de su tribu y se arma con sus cuchillos, su arco y sus flechas.

Historia
Spoiler:
La tarde del vigésimo quinto día, Valkyria logró avistar los torreones de la que decían era la escuela de magia de aquellas tierras. Aún sobre el caballo, abrió su capa de pieles para extraer la cantimplora y dar buena cuenta del poco agua que quedaba. Su cuerpo aún estaba lleno de los tatuajes enlazados a las creencias de su tribu, nómadas del desierto, y su pelo negro caía desordenado y enmarañado a su espalda. Desde luego no pasaría desapercibida de encontrarse con alguien. Una vez guardó la cantimplora, desmontó del caballo. Comprobó que estaba al borde de la extenuación y desenfundo el cuchillo que llevaba atado en la bota. El sacrificio fue rápido y el animal apenas sufrió la herida antes de que los dioses se lo llevaran en su seno. Como la religión de su tribu indicaba, Valkyria veneró al animal y rezó una breve plegaria por su alma. Luego se giró en redondo y echó a caminar.

Valkyria apenas contaba veinte veranos eternos del desierto. Era una joven fuerte y decidida, pese a que los dioses le habían proporcionado un cuerpo de aspecto frágil. El nombre que portaba no era el suyo propio, sino el pseudónimo que escogió a los quince años. Según las creencias de su tribu, tu verdadero nombre permanecía ligado a tu alma y quien lo conociese tendría acceso a la misma para hacer lo que desease. Incluso esclavizarla o condenarla al infierno. Hija de chamanes y nieta del Oráculo, el destino de Valkyria estaba escrito: seguir con el legado de su abuela, de quien había heredado el poder para controlar el elemento de aire. Tal era su dedicación, que para Valkyria no había nada más que la magia. En muy poco tiempo había logrado hazañas vagas que sin duda eran el comienzo de un largo camino. Por ello se había decidido a salir del desierto y recorrer otras tierras. La escuela era su destino, un destino que cada vez acercaba más sus torreones.

Un ruido a su derecha la hizo detenerse. Alertada, agudizó el oído y clavó sus ojos negros en la densa vegetación. ¿Era idea suya o los árboles se estaban moviendo? Salir del desierto debió afectarla más de lo que creía. Otra vez el ruido. Valkyria agudizó el oído y se percató de que parecía una respiración. Una parte de ella sintió que debía salir corriendo de allí. La otra, no obstante, se sintió atraída por algo que tiraba de ella. Aturdida, hizo caso a sus instintos y fue al encuentro de aquel que respiraba de forma tan pesada. Sus ojos se abrieron de par en par cuando alcanzó un claro y vio al causante del ruido: un dragón de escamas negras, que si no era ya adulto, debía estar en el brote de su adolescencia. Aquella bestia la miró... Y se sintió incapaz de desviar la mirada. Igual que una muñeca de trapo, Valkyria avanzó temblando a su encuentro. Tenía miedo, pero aquella criatura la mantenía atrapada con una fuerza hipnótica. ¿Para esto había pasado por tanto? ¿Para acabar siendo la cena de una bestia?

No tengas miedo, dijo una voz en su mente. Valkyria pensó que era la voz más seductora y sedosa que había oído en toda su vida. Ya veo... Una joven hechicera. ¿Qué es lo que buscas, pequeña? ¿Tal vez... gloria?
-Sí... -suspiró ella.
Tal vez.... ¿Éxito?
-Sí...
Y qué tal.... Poder.

Esa vez Valkyria no respondió. Pero su corazón humano transformó el brillo de sus ojos negros en deseo y ambición.

Tan encantadora y apetecible como el resto de tu especie.... La voz rió y Valkyria, con una nueva oleada de pánico, comprobó que no procedía del dragón... Sino de algo que se había posicionado a sus espaldas.

Tal vez mi pobre alma errante pueda satisfacer tus deseos antes de abandonar este mundo... Si tú satisfaces a cambio los míos.

Valkyria sintió que se mareaba. Unos brazos rodearon su cintura desde atrás con el fulgor de un amante. Miró hacia abajo buscando ver a su opresor... Pero no vio absolutamente nada. Quizá estaba soñando. Quizá estaba volviéndose loca. Aquel ser invisible la giró en redondo. Valkyria siguió sin ver nada, pero sintió cómo unos labios besaban los suyos con una pasión que se le antojaba peligrosa. Trató de apartarse, trató de oponer resistencia, trató de escapar. Todo fue inútil. Su cuerpo se erizó y sucumbió a los encantos de aquella criatura que era incapaz de ver. Se fundió en ese beso maldito que bien podría condenarla a la eternidad. Una lágrima recorrió silenciosamente su mejilla antes de abrir los ojos.

Lo último que vio antes de perder el conocimiento, fueron esos iris envenenados con la sangre de mil víctimas, pese a ser tan dorados como los rayos de Sol, y enmarcados por el pelo rubio de un joven que la miraba con malicia y satisfacción.

Después todo se volvió negro.

Spoiler:
Cuando Valkyria despertó, la noche había caído sobre el bosque. Sorprendida, comprobó que sin saber cómo había acabado en la orilla de un río... O tal vez un lago... No podía saberlo. Pero no estaba sola. Tras ella, un dragón de escamas negras la miraba con una mezcla de respecto, desconfianza y altivez. Y a los pies del dragón, un ser de piel negra y cabello blanquecino yacía tan inconsciente como lo había estado la propia Valkyria. Se llevó una mano a la cabeza. Le dolía como si la estuvieran martilleando desde dentro. Notó que también le dolía el pecho y empezó a preocuparse.

-Algo me dice que no vas a dejar de seguirme, ¿verdad?

El dragón ladeó la cabeza. Valkyria habría apostado que la estaba mirando con burla.

-Entonces coge a esa... Cosa. Lo llevaremos con nosotros al castillo.

Se sorprendía por estar dando órdenes a una bestia que desconocía, pero más sorprendida quedó cuando vio que le obedecía y tomaba en una de sus zarpas al malherido. Se giró en redondo. Tal vez un poco de agua calmara la opresión de su pecho. Se acercó para beber... Pero nunca llegó a hacerlo. Abrió los ojos de par en par y sintió cómo un grito de asombro y temor subía por su garganta sin llegar a exteriorizarse.

Donde debiera estar su melena enmarañada negra, había otra rubia que caía elegantemente por su espalda. Donde debieran estar sus ojos oscuros, había ahora unos dorados que le resultaban demasiado familiares para su gusto. Sin embargo, poco a poco el miedo se fue disipando y sustituyendo por una sonrisa de autosuficiencia.

-Me llamo Sküld... -ronroneó con voz seductora-, y he regresado para vengarme... Satine.






Descripción psicológica
Muy cambiante. Los rasgos comunes de su forma de ser radican en su alma estratega. Observadora, calculadora e incluso manipuladora si se lo permiten. Y si no, el espíritu que la posee se encarga con creces de que así sea. Sensual y seductora, pero precavida. Gusta de jugar con fuego siempre y cuando se mantengan sus reglas y sus límites, siendo ella la dominante en la situación por supuesto. Vengativa, despiadada, rencorosa. Su lista negra es muy pequeña, pero una vez se entra en ella, ya no se es capaz de salir. Dirigente y aristócrata.

Por contra, está su bipolaridad. O mejor dicho, su verdadera forma de ser. Cuando ese alma vengativa que la poseyó en el Bosque Cambiante no la domina, muestra su verdadera naturaleza: una muchacha inocente, fuerte, inteligente y segura de sus habilidades. Pero con miedo a hacer daño a la gente o acabar sumida para siempre en las sombras del raptor de su alma. Alguien que busca la libertad a cualquier precio, incluida la muerte, pero que gracias a su conexión con el alma invasora es capaz de ver que hasta el ser más pequeño es capaz de hacer grandes cosas antes de asumir su condena.

Otros



- Pertenece a una tribu nómada del desierto de Karish.

- Fue quien llevó al drow Heimdall hasta la escuela, pero no llegó a revelar tal acontecimiento.

- Se esfuerza por mantener su bipolaridad a ralla. Pero a veces no puede evitar que las dos almas de su interior entren en un conflicto de intereses. En estas ocasiones se muestra huraña y esquiva, puesto que el enfrentamiento provoca debilidad en su cuerpo físico.

- En su tribu se encargaba de hacer los cantos y bailes de los rituales. Al llegar a la ciudad mágica, decidió que cantar y bailar era una buena forma de ganarse la vida y costearse los estudios, en vistas de que sabía hacer poco más.

- Somnus, el dragón que la acompaña, perteneció en su día al espíritu que la poseyó. Aunque hace las veces de su mascota, sólo obedece a Valkyria porque su dueño está en su interior.
avatar
Valkyria Arcanus
Es capaz de convocar levemente elementos que no son el suyo

Elemento : Aire
Raza : Humana
Mascota : Somnus, un dragón de escamas negras.
Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 29/08/2011
Edad : 27
Humor : Bipolar como ella sola.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Valkyria

Mensaje por Elyon el Lun Ago 29, 2011 8:50 pm

Aceptado

PD: Odio tus fichas

PD2: Pero... joder, personajazo! *-*

PD3: Tienes que decirme qué rango quieres
avatar
Elyon
Profesora de Tierra

Elemento : Tierra
Raza : Licántropa
Mascota : Yawë, Grifo hembra de 15 años
Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 17/08/2011
Edad : 54
Humor : Ausente, serio

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.